Conoce cómo preparar la habitación del bebé con el feng shui

Pocas son las cosas que cobran mayor interés o captan nuestra atención como la llegada del bebé al hogar. Es por ello que nos preocupamos de antemano por la ropa o vestimenta que lucirá, el tipo de alimentación que tendrá, pero también como es obvio, el lugar donde pasará buena parte del tiempo, su habitación, es por ello que aquí te invitamos a cómo preparar la habitaciones del bebé  con el feng shui.  

 1

– Con su nacimiento crecen las expectativas para su adecuada atención y cuidado. Nos preocupamos por brindarle la mayor de las atenciones y cariños familiares. Una de esas preocupaciones podría ser quizás, la que se refiere a la  del bebé.

–  Sí, nuestra preocupación quizás esté centrada ahora en la decoración de su habitación. ¿Cómo debe ser esta decoración?, ¿debe reunir algunas condiciones especiales?, ¿éstas deberían estar en armonía con la salud y seguridad de nuestro bebé?

– Es por ello que este artículo te invitamos a aprender sobre la decoración de habitaciones para bebés según el feng shui.

– Sin duda deseamos lo mejor para nuestros hijos y en aras de ese bienestar una alternativa viable es el feng shui. Esta práctica ancestral china nos enseña mucho sobre cómo mantener equilibradas las energías, que a fin de cuentas repercutirán favorablemente sobre salud de nuestro bebé. Contribuyendo así al desarrollo y sano equilibrio emocional de nuestro pequeño.

Pero antes quiero que conozcas algo acerca de unos principios del feng shui

– El feng shui fomenta el equilibrio de las energías del cielo y la tierra entre las cuales debe existir una armonía común, y que  alcanzamos dicho equilibrio al diseñar, decorar los interiores, y hasta al comprar o vender nuestras propiedades.

Los 5 elementos (wu xing o las cinco transformaciones)

– Muchas de las cosas que tenemos en nuestros hogares y que existen en la naturaleza están constituidas por los cinco elementos a saber fuego, madera, agua, tierra y metal. Estos elementos cumplen ciclos que determinaran de alguna manera si representaran buena suerte o mala suerte. De allí que conozcamos algunos principios básicos.

 – Los cinco elementos son diferentes formas de energía, pero ninguna es  más superior que la otra o más inferior que la otra. Todos son igual de importantes y representan equilibrios o desequilibrios según se relacionen.

 Ciclo creativo o productivo

– En estos elementos se presenta un ciclo productivo, este consiste en la generación u origen de un elemento por otro. Por ejemplo, el agua hace crecer a la madera, con los árboles y las plantas, la madera permite que se produzca el fuego, el fuego con las cenizas produce la tierra, y en  la tierra encontramos el metal y del metal el agua. Cubriendo así un ciclo nuevamente.

 Ciclos controladores y ciclos creadores

– En este ciclo los elementos no están equilibrados o en armonía, sino por el contrario se destruyen unos a otros, pasando nuevamente al ciclo creativo y renacer.

 – En tal sentido observamos como el fuego puede acabar o destruir a la madera y fundir el metal, pero el agua o la tierra pueden extinguir o acabar con el fuego.

 – Pero también no solo desde el mero punto de vista de orden y limpieza se genera armonía y equilibrio, sino también desde el punto de vista del feng shui, es por ello que debemos tener conocimiento de los elementos naturales o de sus derivados como debemos ubicarlos para no generar un ciclo de control o destrucción, o un ciclo agotador o destructor.

 – Alcanzando en cambio, un ciclo productor o generador, podemos traer la suerte y prosperidad para todos

 El color para las paredes y el techo

– Tal cual es importante el uso de los tonos de los colores para las habitaciones de los adultos también lo es importante para los niños o bebés. Estos no deben ser colores fuertes o estridentes, como el rojo o el amarillo. Colores claros y pasteles, transmiten armonía y tranquilidad, cosa que si deseamos para el desarrollo emocional de nuestro hijo o hija.

2

– Elijamos un color que esté en armonía con la luz natural, que permita que esta se concentre en la habitación de manera equilibrada, ya que si elegimos un color oscuro como el marrón o gris por ejemplo, la habitación parecerá una habitación lúgubre y tenebrosa afectando posiblemente la visión del pequeño. Pero una habitación con colores muy brillantes, pueden resultar demasiado estimulantes para el pequeño. Colores como el azul claro y el rosado pueden resultar acordes al varón y la hembra respectivamente.

– Las paredes o el techo, así mismo, pueden estar decoradas con material de vinilo, una tendencia popular para los niños. Con el vinilo encontramos muy diversos y variados diseños que estimularan la imaginación y creatividad de nuestros hijos, favoreciendo así su desarrollo emocional, social y cognitivo.

– Favorecerá su desarrollo emocional porque podemos colocarle imágenes de payasitos o animalitos que alegraran y estimularan su estado anímico.

– Favorecerá su desarrollo social, porque resultará un previo de lo que le esperará en su vida preescolar y relaciones familiares. Todas las emociones que expresamos sin duda alguna nos favorecen o no nos favorecen socialmente. Emociones como alegría o tristeza, enojo, ansiedad que expresaran en años posteriores son probablemente el resultado de cómo en cierta medida decoramos las habitaciones de nuestros pequeños en esos primeros años de vida.

– Y aseguramos que pueden favorecer el desarrollo cognitivo porque son estimulantes para la imaginación la creatividad, la observación, la percepción entre otros procesos mentales que le beneficiaran en su vida escolar.

 Espacio y distribución

– El dormitorio o habitación del bebé debe estar en buena parte despejada, libre de obstáculos y objetos innecesarios. Cuando la habitación se encuentra abarrotada de cosas, es más fácil que ésta se desordene y por lo tanto, se desequilibre. Nuestra intención es mantener el equilibrio no el efecto contrario.

– Dicha habitación así mismo y por extensión nuestro hogar, debería estar lejos de ruidos y sonidos estridentes que no favorezcan su descanso y relajación. En la ciudad nos encontramos una serie de ruidos que hasta a nosotros los adultos nos perturban, como el de los vehículos, y su constante corneteo. Por el contrario, sonidos naturales como el canto de las aves puede resultar relajante y armónico para la salud del bebé.

– Internamente la distribución de las cosas esenciales también es de suma importancia.

  • La cuna

– La ubicación de la cuna es fundamental. Dado que pasará buena parte del tiempo el ella, es importante darle la mejor ubicación. Debe estar alejada de la puerta o alguna ventana por encima, es decir,  si así lo hacemos las energías negativas se apoderaran de él. En cambio al ubicarla a cierta distancia con la pared como respaldo le brindamos mayor seguridad y relajación a nuestros hijos. Debe colocarse de tal manera que le permita visualizar quien entra o quien sale de la habitación. Algo que también te puede servir de orientación en su ubicación precisa es para donde se ubica el bebé luego que amanece, es decir, que posición busca con frecuencia.

– Por otro parte, una cuna abarrotada, lo puede estresar y negarle movilidad libremente a su alrededor por colocar objetos o juguetes que impiden que se desplace en ella. Por su puesto, aunque la cuna debe poseer barrotes estos pueden poseer un material acolchado que impida la caída del bebé por algún espacio de estos.

– Tampoco es aconsejable colocar objetos debajo de la cuna. Estos espacios deben estar libres para que el aire pase libremente por debajo de ellos.

– Debemos ajustar en lo posible el tamaño de la cuna a un tamaño equilibrado al tamaño del bebé, es decir, debe ser, en cierta medida, proporcional. Ni muy pequeño que le reste movilidad, ni muy grande que ocupe más espacio de lo normal en la habitación. Cabe destacar que en los primeros días y semanas de vida, es aconsejable un espacio reducido y acolchado como un moisés o una cuna pequeña dado que es lo que más se puede asemejar al vientre materno. 

 

  • Otros consejos útiles

–  Debes procurar que la habitación o el cuarto del bebé, cuente con al menos una ventana que permita la entrada y salida del aire fresco. Favorecerán la entrada y salida de energías negativas y positivas.

– La madera es el elemento ideal para que el bebé pueda crecer en armonía con la energía más apropiada para esta edad. Dado que es un elemento que está más en contacto con la tierra. El metal por el contrario favorece el ruido, el calor o el frio excesivos.

– Elementos electromagnéticos como computadoras, teléfonos, televisores entre otros estorbaran porque perturbaran la tranquilidad y relajación del bebé, como cuando se encontraba en el vientre materno. Además, dado que se hallará solo por así decirlo, ya que no está dentro de su madre, se haya de alguna manera desprotegido, y tiene que hacer frente a estos estímulos él solo.

 – Algo que nos servirá de guía para decorar la habitación del bebé es comprender que la edad cronológica de los niños nos dará indicios de cómo debe ser decorada esta. No es lo mismo decorar una habitación de un niño de edad escolar que decorar para nuestro baby. Dado que los intereses, gustos y necesidades cambian con el pasar de los años.

– Esperamos que este artículo te haya beneficiado a comprender por lo menos un poco a cómo será la forma de decorar según el feng shui la habitación de tu bebé. 

 www.hogardecora.com

 

Un comentario

Dejar comentario
  • Me parece un artículo súper interesante. Un poco antes de quedarme embarazada empecé a interesarme por el feng shui y ahora qué me ha tocado a mi ponerme manos a la obra con la habitación del bebé es una de las cosas que estoy teniendo en cuenta.
    Buen artículo, gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Copyright © 2016. HogarDecora.com. Derechos Reservados.