¿Cómo mantener una decoración de interiores con plantas?

Su casa luce hermosa y las flores y plantas que hay en su interior aún la hacen ver más atractiva, pero han pasado unos cuantas semanas y percibes que ya no lucen como al principio. Por ello surge la pregunta cómo podemos mantener una decoración al interior de nuestro hogar con las plantas. También cabe la pregunta de qué manera podemos conservarlas al interior sin moverlas de los espacios que les hemos asignado para ello. Pues bien aquí te trataremos de orientar un poco como puedes hacerlo sin descuidarlas y sin perder tu interés por ellas conservándolas con el mismo esplendor siempre.

Sin duda alguna las plantas requieren de nuestro cuidado para su conservación. Debemos regarlas permanentemente pero también requieren de sol para cumplir con sus procesos naturales, pero mejor veamos cómo.

Pero antes debemos aclarar que una de las cosas que debes tener en cuenta antes de incorporar las plantas al interior de tu hogar es saber que no todas las plantas están aptas para introducirlas en los interiores de tu casa, lejos de la luz y el poco riego, al cabo de un poco tiempo pueden morir con rapidez.

Por su puesto puedes incorporar las más diversas plantas en la comodidad de tu hogar, pero éstas requerirán mayor cuidado y atención permanente. En algunos casos muchos más que otras.

Pero teniendo en cuenta el consejo anterior es recomendable que primero te cerciores qué tipo de plantas son más resistentes y puedes adaptarlas a la decoració n de tu casa. Algunas de estas si son de tu agrado pueden ser:

  • Zamioculca

Una de las plantas más resistentes, y que no requieren de riego frecuente es la Zamioculca. Esta planta a pesar de tolerar largos periodos sin agua, se conserva muy bien y luce en muy buen aspecto. Sus hojas siguen siendo iguales de verdosas y brillantes como cuando la adquirimos. Su follaje es sin duda muy elegante, de manera que es muy ideal para la decoración de interiores en el hogar.

Dado que la planta es muy resistente no importa que ésta se encuentre expuesta al sol cerca de la ventana.

Deberá esperar un buen tiempo para que esta adquiera un follaje considerable, dado que cuando mucho obtendrá 1 o 2 hojas al año.

En general todas las plantas requieren cuidado y atenciones como todas las cosas, además recordemos que ellas también son seres vivos y es por ello que no debemos descuidarlas en este sentido.

  • La Sansevieria trifasciata o mejor conocida popularmente como “Lengua de Vaca o Lengua de Tigre”

Es otra planta resistente a los extremos y aunque no presenta un follaje tan amplio como la anterior, es ideal para los espacios cerrados. No requieren ni de mucha luz y de agua, por eso decimos que es resistente a los extremos. Y como dato curioso liberar oxígeno de noche en vez de hacerlo de día. No ocupan mucho espacio, de manera que pueden colocarse en un rincón de la casa que no estorbarán el paso. Su aspecto es atractivo porque como vemos resaltan el color amarillo y verde en sus hojas

Requieren de riego permanente y adecuado

Riego permanente o continuo no significa regarlas todos los días, pues esto de por sí sería ya perjudicial para ellas, pero sí de vigilar que reciban del agua cada cierto tiempo, cuando así lo requieran. Es por ello que la cantidad de agua que colocamos en ellas también debe ser motivo de nuestra atención. No debe ser demasiado porque si no podemos hacer que se pudran por así decirlo, pues se llenaran de otras bacterias y hongos que la afectaran gravemente. El musgo y las algas proliferan en una planta regada en exceso.

Debido al exceso o poca agua las plantas no absorben los nutrientes de la tierra a través de sus raíces. Los nutrientes y sales que consiguen de la tierra son absorbidos si y solo sí esa tierra se encuentra en un equilibrio de riego. Y los responsables de hallar ese equilibrio somos nosotros.

En período de sequía es importante o en época de verano es recomendable regarlas más de lo acostumbrado.

El riego debe ser medido, por así decirlo, con percatarnos que la tierra no este húmeda es un indicador suficiente para regarlas nuevamente. El agua debería ser preferiblemente natural, libre cloro u otros elementos químicos nada beneficiosos para las plantas.

También es bueno regarlas desde las hojas, es decir, de vez en cuando, con la regadera, rociar las hojas, para permitirles que se limpien de impurezas que tapan los poros por donde expulsan oxígeno y absorben dióxido de carbono. El regar sus hojas también permitirá que la planta se refresque en periodos de calor y sobre todo si la tenemos cerca de una ventana donde le llega la luz solar. Pero cuidando de no regar las flores directamente, si esta las tiene, pues estas se pueden marchitar.

  • Ubicándolas en el espacio ideal

Para ubicarlas o colocarlas en el espacio ideal que mantendrían en su existencia mientras permanezcan en el interior de nuestra casa por lo menos. Debemos estudiarlas un poco por lo menos antes de adquirirlas, podemos buscar asesoría al respecto. Dado que existen plantas que requieren mucho espacio por sus amplias raíces. Y no queremos que esto a la final ahogue a la misma planta en sí.

Una maceta pequeña puede ser ideal para un Bonsái pero quizás no lo sea para una Zamioculca que requerirá de una maceta aún mayor por sus numerosas raíces.

Las macetas también podemos elegirlas con atractivos diseños y colores que conseguimos el mercado fácilmente. Las conseguimos incluso de diversos materiales como aquellas elaboradas con barro, plástico, cerámica, madera entre otros materiales que incluso pueden estar pintadas con los más diversos diseños y colores. Las conseguimos trabajadas hasta en bajo relieve.

Otro aspecto referido a su ubicación es el que tiene que ver con la armonía que queremos mantener por el color de los muebles o paredes y las mismas plantas. Si bien sabemos que las plantas poseen un brillo natural con ese verdor característico de sus hojas. Se pueden congeniar con lugares donde predomine el marrón o el blanco u otros colores neutros.

Por otra parte si nuestro gusto es decorar con flores contamos con mayor variedad al respecto, dado que las flores poseen una diversidad de coloridos sin igual que ya de por sí son agradables a la vista.

  • La luz solar indispensable para su existencia

Si bien hemos mencionado que la luz o exposición directa al sol en algunas plantas no es necesaria y hasta contraproducente, no la debemos descartar por completo. Dado que la luz en necesaria para que puedan efectuar su proceso de fotosíntesis. Por ello, a algunas plantas las podemos ubicar cerca de las ventanas en lugares con cierta ventilación. Que inclusive puedan equilibrar por ejemplo la humedad y temperatura que hayamos en lugares como la cocina y el baño respectivamente.

  • Abono y protectores para preservar su salud

No debemos olvidar que el abono es necesario para preservar la alimentación que requieren nuestras plantas así como bactericidas o insecticidas, preferiblemente naturales que las cuiden de plagas, como ácaros, parásitos u otros incestos que la pueden no solo afear sino también matar.

Mantener plantas en el interior de nuestro hogar requiere de nuestra constante atención, pero no tanta como para que no valga la pena usarlas como decoración. Las plantas son muy beneficiosas y esos beneficios no se limitan a la decoración sino también a nuestra salud física y emocional.

Su belleza y atractivo para realzar la decoración de nuestros hogares no tiene precio. Son económicas, contribuyen a nuestro bien estar y lo más importante son un elemento natural con el que no nos hace mal estar conectados. Sin mencionar que ellas también nos aportan remedios naturales y alimentos deliciosos.

www.hogardecora.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Copyright © 2016. HogarDecora.com. Derechos Reservados.